Curso Espeleo 2016 3Curso Espeleo 2016 2Curso Espeleo 2016 4Curso Espeleo 2016 5Curso Espeleo 2016 6Curso Espeleo 2016 1

Se terminó el pasado fin de semana la 18ª edición del curso de Iniciación Técnica a la Espeleología. Este año ha sido una edición algo extraña por diversos motivos. Por un lado máxima demanda que nos obligó a cerrar la inscripción antes de tiempo, sobre todo debido al número de equipos de que se dispone en el club. Por otra parte algunos de los participantes ya habían practicado Espeleo por lo tanto tenían unos conocimientos previos que ponían niveles muy dispares. Además en el transcurso del curso ha habido alguna baja y alguna falta en días concretos que trastocan un poco los planes previstos. Por otra parte hay que volver a destacar la entrega y dedicación de los Espeleos del club que han facilitado el poder desarrollar el curso creando un grupo que enseña y aprende por igual.

Con todo esto, y siguiendo el guión establecido desde hace años, el curso se desarrollo comenzando con doble sesión teórica, jueves y viernes (7 y 8 de abril). Historia y material colectivo (impartido por Iván el jueves) y material individual y nudos (impartido por Juanjo y Fer el viernes) sirvieron como toma de contacto y presentación.

El primer sábado exterior de Cueva Mur con la enseñanza de las técnicas de progresión básicas: Ascenso y descenso sin y con fraccionamientos, pasamanos, cambio de sentido, paso de nudo, desviador, péndulo y principios de instalación, repartidos en pequeños grupos y talleres ocuparon toda la jornada desde las 9 de la mañana hasta las 20:00. Como es costumbre en los últimos compases se aprovecho para mostrar una técnica de autosocorro (corte de cuerda) con lo que explicar este apartado y aprovechar para ver cómo se comportan ciertos materiales (en este caso la cuerda) ante esfuerzos y perdida de sección. En esta primera jornada se contó con los 15 cursillistas de los 16 inscritos debido a una baja de última hora por encontrarse algo pachucho (Joseba, Eva, Alberto, Roberto, Antonio, Pablo, Fuensanta, Gracia, Iker, Edu, Ana, Pedro, Colina, Dario y Xavi). Por parte de los formadores y acompañantes contamos con 14 (Alberto, Fer, Juanjo, Ana, Mari, Roberto, Marcos, Tillo, Iván, Chus, Chema,  Jonathan, Unai, Idurre).

La jornada del domingo amaneciendo a las 9 de la mañana, se tomó el primer contacto con cavidad en este caso Coventosa. Aquí sufrimos una segunda baja en cuanto a cursillistas (Iker) quedando por lo tanto 14 para este día (Joseba, Eva, Alberto, Roberto, Antonio, Pablo, Fuensanta, Gracia, Edu, Ana, Pedro, Colina, Dario y Xavi) y 15 formadores y acompañantes (Alberto, Fer, Juanjo, Ana, Mari, Roberto, Marcos, Tillo, Iván, Elena, Chus, Chema,Jonathan, Unai, Idurre y Rubén). Los objetivos de la jornada eran poner en práctica real lo aprendido en día anterior y tener un primer contacto con el apartado de topografía y geología. A su vez también se dio una charla de seguridad y planteamiento de una actividad en cueva. Repartidos en dos grupos de trabajo, los cursillistas realizaron diversas maniobras en cuerda, ascenso y descenso con fraccionamientos, tomaron unas pequeñas nociones de símbolos básicos de una topografía y recorrieron zonas de la cavidad donde poder abordar una charla de geología kárstica. Rapel aéreo de 40 mts. como premio al esfuerzo, que como siempre deja un gran sabor de boca. Y tras comer poco a poco regreso hacia el exterior. Todos en los coches a las 19:00. Para cerrar el día un refrigerio en el bar de Coventosa y camino de regreso.

El segundo fin de semana comenzó la jornada del sábado en Cueva Fresca. También sufrimos alguna baja en el alumnado (Alberto, Roberto, Antonio, Pablo, Fuensanta, Gracia, Edu, Pedro, Colina, y Dario) y formadores (Alberto, Fer, Juanjo, Ana, Mari, Roberto, Tillo, Iván, Chema, Unai, Idurre) por motivos laborales. Como es costumbre este día se centra sobre todo en orientación y topografía; punto caliente y progresión por pasamanos. Lo primero se realizó una charla y una serie de ejercicios repartidos en 3 grupos con los que analizar la topografía, reconocer la información, planificar la actividad (cuerdas, material, obstáculos…) y todo ello se realizó en el Bar Coventosa gracias a Chichi y Margari que como siempre nos ceden un hueco gustosamente para poner nuestra pizarra y dar las charlas. Tras ello todos a cavidad, repartidos en dos grupos para buscar los cursillistas una serie de puntos marcados en la topografía, orientándose y descubriendo la cueva por ellos mismos. Todo esto va encaminado los pasos hacia la galería del Gran Atajo donde tras practicar quien lo desea un poco de pasos por estrecheces se hace la parada de la comida. También durante la mañana cada grupo pudo conocer cómo montar y afrontar un punto caliente. Tras la comida y de forma escalonada regreso por la Vira de la Araña hacia la salida. 17:30 todos en la calle (6 horas de cueva). Al menos no llovía, cosa que si hizo en el camino de ida. Tras llegar a los coches y cambiarse volvimos de nuevo al “aula” donde repasando las topografías se matizaron varios aspectos de lo realizado y el camino seguido. Refrigerio y hasta el día siguiente.

La jornada de domingo y de nuevo a las 9:00 se ponía el curso en marcha. La cavidad a visitar es la travesía de Sol Viejo-Rayo de Sol. El objetivo de la jornada es afrontar la actividad en grupos de 4 espeleólogos “autónomos”, valorando el grado de aprendizaje obtenido y afrontando la actividad como jornada de perfeccionamiento en la progresión. Así como recuperamos efectivos de quienes trabajaron el día antes, perdimos algunos por cansancio lo cual nos dejó 11 cursillistas (Joseba, Eva, Alberto, Roberto, Antonio, Edu, Ana, Pedro, Colina, Dario y Xavi), y 11 formadores (Alberto, Fer, Juanjo, Ana, Mari, Roberto, Marcos, Tillo, Iván, Chema, Unai, Idurre). Se entró en cavidad sobre las 11 de la mañana el primer grupo de cursillistas (1 hora antes los formadores que se encargaban de la instalación) y los últimos en salir de cavidad lo hicieron en torno a las 15:30. El avance fue fluido y los grupos disfrutaron de este recorrido que tiene un poco de todo: descensos, ascensos, formaciones, pasos estrechos…

Regreso a los coches y desplazamiento al río para proceder a la limpieza y recuento de material, si bien antes de esto se comió un poco. Tras todo ello nos reunimos en el Susi Mar (Cicero) donde al amparo de un buen refrigerio, como siempre, se realizó una pequeña puesta en común, valoraciones, encuesta y clausura del curso.

Dado el grado de absentismo por diversos motivos durante el curso, algunos de los cursillistas tendrán que recuperar ciertas horas en una próxima actividad de club, si quieren completar las 40 horas de curso, aunque hay que matizar que debido a que mayoritariamente el grupo no empezaba de cero, se alcanzaron los objetivos formativos con los cursillistas, aun no habiendo completado en algún caso las horas. Muy contentes por el desarrollo y participación tanto de cursillistas, como de formadores y acompañantes y sobre todo por la labor realizada formando entre todos un gran grupo humano.

FOTOS DE LA ACTIVIDAD