• Iván Expósito
  • José Miguel González (Josemi)
  • Luis Ángel González (Pixi)
  • Dario Badiola

Mucho tiempo ha pasado sin que viéramos un día como este, soleado y despejado, en la garma, y no solo eso, si no que el día termine como ha empezado y no con lluvias o nieve como ocurrió el último domingo, nieve que aguantó un par de días en La Len y cuyas filtraciones aun se notan en la torca.

Es por estas filtraciones y fuertes goteos que el plan previsto hubo que rehacer, ya que terminar el descenso del Pozo del Erizo hubo que posponerlo puesto que regaba en exceso; a su vez las cuerdas que se suponía estaban en la Galería del Referéndum no lo estaban y hubo que replantear el trabajo en principio dividido en dos grupos y ahora uniéndonos los cuatro y centrándonos en una zona concreta: el lado Este de la Galería del Puente. Esta zona presentaba dos ventanas evidentes, una primera con una exigente escalada en busca de una aparente repisa; y otra mucho más sencilla que parecía colar en una galería.

De camino a la zona de trabajo se instaló un pequeño pasamanos en un paso expuesto que quedó pendiente y se revisó toda esta zona ya que quedaban ciertas incógnitas que resultaron no ser nada.

Ya en la Sala del Puente y debido a lo sencillo de uno de los trabajos (un pequeño péndulo) se alcanza la galería colgada que se apreciaba, en la que nos centramos los cuatro con la idea de que es posible que por este lado se alcance la repisa, mucho más complicada de alcanzar, del otro. Esta nueva galería, casi colapsada por un fuerte torrente de piedras y lodo, está mucho más colmatada de formaciones en el suelo y en el techo, lo que da pena tener que pisar. Es debido a todas estas formaciones en el suelo (que parecen percebes) y los pasos que hay que hacer para avanzar en alguno de los lugares, que se le da el nombre de Galerías de los Percebeiros. Desgraciadamente este sector se ver cortado por dos pozos que son descendidos y cuya base están totalmente colmatadas de bloques, entre los cuales se filtran los continuos goteos. Tal y como preveíamos la chimenea de uno de estos pozos comunica con la repisa que pretendíamos alcanzar escalando desde la Sala del Puente. Después de rebuscar por diferentes conductos que terminan comunicando entre si, se decide descender un último pozo al cual se accede tanto desde este nuevo sector, como desde la galería principal. Mientras Pixi y Josemi descienden y exploran este doble pozo (un primer P10 y un P15 y P12 a derecha e izquierda que no van a ningún sitio), Dario localiza un paso andando que comunica también con la Sala del Puente, lo que nos permite desinstalar el pasamanos que en un principio nos ha dado acceso.

Se topografía todo este sector, cerrando la poligonal por distintos sitios. Se deduce por los pozos descendidos que todo este sector, que ha sufrido una fuerte escorrentía de bloques y lodo colapsa totalmente cualquier posibilidad de continuación por ninguna de sus verticales, que incluso se antojan peligrosas al tener muchísimo material suelto en las paredes que básicamente son colmataciones horadadas posteriormente por los fuertes goteos. Señalar también la cercanía de esta zona con el punto más al sur de la Galería Encarnita, cabiendo la posibilidad, por lo visto sobre el terreno, que la escalada pendiente en esta última, pueda comunicarlo.

A las 18:30 comenzamos el ascenso saliendo sobre las 20:30, todavía de día, y con buen tiempo.

MATERIAL:

Zulo pasamanos Galería del Limpiabotas: 1 cordino largo, 9 conectores, 5 anclajes.

Zulo Galería del Puente: Cuerdas 10+44 (la antigua de 54 que hubo que cortar); 12 multis; 13 conectores; 11 chapas; 1 cinta

NOTA: la cuerda del P50 de la torca está dañada en el primer fraccionamiento por lo que tiene un nudo mariposa para aislarlo.