• Juanjo Argos
  • Iván Expósito
  • Marcos Valle
  • Ana Sobrino
  • Roberto García

gbt-519mayo15 6Desde el campamento de semana santa se mantenía a la espera de encontrar un finde en el que poder acercarse a continuar con las labores en esta torca (GBT-519). Las expectativas son buenas, puesto que la exploración se dejó en un nuevo ramal que empezaba a abrir y nos había dejado al borde de un pozo de 50mts. aproximadamente.

Con el objetivo claro, se preparó taladro, anclajes y 100 mts de cuerda con los  que afrontar esta jornada, en la que además se continuaría con las labores de topo.

A las 9 en Arredondo para tomar el café y a las 10:30 estábamos entrando por boca. En aproximadamente hora y media nos encontramos en punta, donde Juanjo comienza las labores de instalación ayudado por Marcos y Roberto, mientras que Ana e Iván comienzan con la topografía de este nuevo sector. A Iván se le ha olvidado su Basic por lo que Juanjo le ha dejado una mini-traxion como bloqueador de mano, y durante el descenso Marcos nos avisa que ha perdido su Basic por si alguien lo ve. Unos metros más abajo lo localiza Iván, por lo que la anécdota con los Basic nos invita a llamar a este nuevo sector “Sector Básico”.

Desde la cabecera donde Juanjo ha comenzado la instalación se abre una vertical con mucho más volumen que las precedentes, que empieza a sumar importantes goteos de agua con caliza muy lavada, y un amplio meandro que en puntos se encuentra colmatado por bloques y lodo. Aparentemente existen dos opciones de continuar, una seguir descendiendo y otra desarrollar el meandro, o diaclasa meandriforme. Juanjo decide seguir el descenso, lo cual es un acierto, puesto que en la base descubrimos que la continuación es en el mismo sentido que el meandro superior, por una amplia repisa de bloques (que algunos hemos llamado “anecdóticamente” galería) que vuelve a desfondar en otro pozo que a su vez sigue desarrollando el meandro. Tenemos una buena perspectiva a lo alto del meandro, lo cual nos deja ver amplias zonas colmatadas de lodo y gijarros que nos hacen temer lo peor: que no podamos pasar. Sin embargo la siguiente vertical nos hace superar esta capa y vuelve a mostrarnos el meandro limpio. Toda esta zona es mucho más húmeda por la suma de continuos goteos y por todo el barrizal que se encuentra pegado en las paredes o encima de los bloques. Llegamos hasta donde nos deja la cuerda y nos quedamos al borde de un nuevo y amplio pozo que se desfonda a nuestros pues. El Disto nos indica que unos 40mts., las piedras que algo más, y apenas tenemos 15mts de cuerda para afrontarlo, por lo que decidimos dejarlo para la próxima. Contando esa última tirada con el Disto, la topografía nos arroja un desnivel de -289 lo cual nos coloca muy por debajo de otros ramales de esta torca. Decidimos ir saliendo con la misión del día cumplida y nuevo trabajo pendiente. Durante el ascenso comenzamos a plantearnos mejorar algunas de las instalaciones y pasos ya que la torca resulta algo exigente en gran parte de su recorrido con continuos cambios de sentido, pasos estrechos y enganchones… pero esto también será para la próxima entrada. A las 19:30 salimos de cavidad, todavía de día y no llueve lo cual es una muy buena noticia.

Camino de regreso a los coches, parada en Bustablado, cena y cervezas para terminar la jornada.