El curso de iniciación a la espeleología de este año (21ª edición) se desarrolló una vez más en un gran ambiente y participación (16 cursillistas y 11 formadores), tanto es así que pudimos repartir a los cursillistas en dos grupos, debido a que varios repetían de ediciones anteriores, y les pudimos exigir y ofrecer un paso más en el aprendizaje de las técnicas.

De esta manera y con el habitual guion, se hicieron dos clases teóricas de toma de contacto en las jornadas de jueves y viernes (28 y 29 de marzo) en la sede del club entre las 20:00 y 22:30. Como siempre el primer día Historia y Material Colectivo (durante la charla, parte de los formadores prepararon el material para las instalaciones del albergue y el que se usaría a posteriori en Coventosa); el segundo Material Individual, colocándose el equipo cada cursillista para regular y familiarizarse, y los de avanzado tomaron refresco y un pasito más en la teórica de instalaciones, haciendo diferentes configuraciones en nuestros tableros de pruebas y aprendiendo a poner anclajes en roca con taladro (parte de los formadores instalaron en el albergue para el día siguiente).

Tras finalizar tuvimos un rato distendido cenando la mayoría de cursillistas y formadores juntos, lo cual viene muy bien para palpar primeras sensaciones y conjuntar mejor el grupo.

La jornada del sábado  (30 de marzo) nos llevó, como en los últimos años, a la zona de rocódromo del Albergue Municipal, lo cual hay que agradecer a la Concejalía de Deportes y Albergue que nos cedió las instalaciones. Desde las 9:30 de la mañana: aprendizaje de todas las técnicas básicas: ascenso y descenso, sin y con fraccionamientos, desviador, cambio de sentido, paso de nudos, pasamanos. Los de avanzado hicieron y repitieron las técnicas perfeccionando los pasos y añadiendo péndulos, fraccionamientos cortos, descenso con bloqueadores y sobre todo cogiendo más confianza. Buen momento también de convivencia durante la comida en las zonas verdes del albergue. El día terminó a las 20:00.

El domingo (31 de marzo) nos llevó a Coventosa, de nuevo 9 de la mañana (los instaladores a las 8:30). Jornada de técnica en cavidad e iniciación a la geología y formación de cavidades y a la topografía y orientación repartidos en 4 grupos de trabajo. Esta parte nos ocupó la mañana y para comer bajamos al nivel inferior con el siempre espectacular volado como broche estelar. En las galerías de Macarroni disfrutamos del paisaje y volvimos, los de avanzado subiendo el volado y los de iniciación subiendo el P10 que te pone en la Galería del Vivac, Sala en Declive, Cañón de entrada. Como siempre toda esta jornada, dada la experiencia del grupo formativo, se marca por una perfecta sincronía en las instalaciones, horarios, movimiento de grupos, etc.

Como es habitual este día cerramos la jornada, 20:00, tomando un refrigerio donde Margarí, con una pequeña puesta en común e indicaciones para el sábado siguiente.

El segundo sábado (6 de abril), punto de quedada donde finalizamos el domingo, donde Margarí a las 9:00, y tuvo lugar la habitual charla y ejercicios teóricos sobre topografía, repartidos en 3 grupos (2 de iniciación y uno de avanzado). Tras ello (12 entrando por boca), el grupo de avanzado tenía como objetivo, acompañados por sus respectivos formadores, revisar las instalaciones de Cueva Fresca a su paso y colocar alguna cuerda para los grupos de Iniciación; a su vez llegar pasando Parisinos hasta el río de Tibia. Los grupos de iniciación se les marcaron en la topografía distintos puntos que tendrían que localizar, siendo ellos los guías, para poner en práctica la interpretación de la topografía y la orientación. Punto de comida, los dos grupos de iniciación en el Gran Atajo, tras lo cual pusieron camino de vuelta por la Vira de la Araña. El grupo de Avanzado por su parte localizaron la entrada a la Diaclasa de los Parisinos, pero debido a los horarios establecidos, decidieron volver al encuentro del resto pero por el Cañón Rojo, lo que les costó varios despistes, vueltas, revisión de topo, hasta finalmente dar con el camino y llegar a juntarse con el resto del grupo. Todo esto vino muy bien a este grupo ya que se salía de lo planificado y les puso en una situación más real de orientación en grupo por la cavidad.

Sin más incidentes todos fuera de cavidad un poco más tarde de lo previsto, sobre las 19:00. Tras llegar a los coches y cambiarse, todos donde Margarí hicimos un repaso a la jornada sobre la topografía poniendo en común lo aprendido y vivido, terminando a las 21:20. Destacar también que en esta jornada muchos de los participantes nos hospedamos en el Albergue de Ramales, con la consiguiente cena de grupo, cuyos momentos son muy importantes para las buenas relaciones que también fomentamos en nuestros cursos.

Por último, y al igual que el año pasado, el último domingo (7 de abril) nos fuimos a Cueva Mur, misma hora de siempre, 9 de la mañana. Repartidos en 3 grupos de nuevo (2 de iniciación y uno de avanzado) se acometieron diversas cosas. Los dos grupos de iniciación de forma alternativa, hicieron instalación básica en el exterior y el recorrido habitual por la cueva. El grupo de Avanzado, dedicó toda la jornada en el exterior a instalar y desinstalar verticales varias y pasamanos.

Tras comer, se dio la clase teórica de autosocorro, mostrando la técnica de corte de cuerda para hablar sobre la resistencia del material y la necesidad de seguir formándose. Tras ello a los coches y a Vegacorredor para la limpieza de material, recuento y puesta en común final.

Curso con muy buena predisposición de todos los cursillistas y formadores, donde se creó un grupo muy unido y con ganas de continuar aprendiendo. Seguro que nos veremos pronto. Vamos con los horarios muy ajustados para poder acometer todos los objetivos formativos y pese a ser un grupo numeroso, el formato de subgrupos autónomos y horarios establecidos nos permiten un movimiento ágil.

Destacar también que en esta ocasión el curso está homologado por la Escuela Cántabra de Espeleología, quien además ha colaborado con el prestamos de 10 cascos con iluminación Dúo de Peltz que cumple muy bien las necesidades además del consiguiente ahorro en pilas ya que en varios casos hemos aguantado con una sola carga todo el curso, algo que antes, con las iluminaciones de que disponemos en el club, era imposible.

CURSILLISTAS: Luna A., Montse L., Cesar O., Susana F., Iván C., Rosario P., Cesar F., Christian E., Marta G., Iván P., Ana M., Javier F., Mari Angeles B., Verónica R., Salvador P., Victor P.

FORMADORES: Iván E., Marcos V., Dario B., Jose Ramón B., Roberto G., Rodolfo P., Vero M., Chema M., Francisco M., Javier C., Fernando S.

FOTOS DE LA ACTIVIDAD VERO 1

FOTOS DE LA ACTIVIDAD VERO 2

FOTOS DE LA ACTIVIDAD