Diario de Exploración

GALERÍA POR UN POCO MÁS

  • Iván Expósito
  • Jose Miguel González (Josemi)
  • Víctor Pérez
GBT-531 (Torca del Corzo)

Toda la semana dando vueltas a que podía haber al otro lado de esa ventana y qué era ese ruido que no pudimos esperar más, y el domingo nos juntamos 3 para volver a la torca a acabar lo empezado.

Rutina habitual. Quedada a las 9, y a las 10:30 entrando por boca, después de haber calibrado el disto ya que hemos adquirido un teléfono para combinar con el TopoDroid y empezar a hacer toda la topo en digital.

La bajada de la torca y la llegada a punta es un poco más lenta que la vez anterior, pero aun con esto a las 12:30 estamos organizando el material para que Josemi termine el trabajo. A nuestro paso por el Zulo del Referéndum hemos cogido todos los anclajes, maza, puntero y palanca. Hemos metido una cuerda corta de 14 mts que hemos utilizado para la recuperar otra más larga que teníamos en la escalada que da acceso al pozo Windows, más un retal de 6 que hemos recuperado en la bajada en un sobrante de cuerda. Josemi afronta el acceso hasta la ventana terminando por arriba un pasamanos totalmente aéreo y que se antoja complicado de vuelta. En poco tiempo consigue colarse en ella. Es necesario volver a instalar para bajar por el otro lado y enseguida da, con voz emocionada, el grito de “galería”. Rápidamente Iván y Víctor se suman. El misterioso ruido que escuchábamos termina siendo un continuo e intenso goteo que se precipita por un pozo que saltamos por encima y dejamos para luego. Un suelo de fina y seca arena nos coloca en el conducto superior de una pequeña sección de galería desfondada que nos lleva a otro pozo, escalada y continuación de galería. Miramos en principio la galería que se estrecha y concreciona por momentos con altura visible y posible conducto superior, aunque de momento es más sencillo seguir por abajo. Diversos tramos de falso suelo que se rompen a nuestro paso y unos cuantos metros más allá se cierra la galería, el conducto se colapsa de barro, aunque por arriba, de momento mal de alcanzar, parece tener más anchura y posible continuación. Decidimos parar a comer algo y replantear el trabajo ya que disponemos de poco material, aun así decidimos descender el primer pozo que vimos por donde se precipita el agua. Desciende Iván y tiene que hacer un paso de nudo, ya que las cuerdas que tenemos son cortas. Llega a la base del pozo y comprueba que hay otro inmediato por donde continua el agua, tras el cual alcanzamos a ver un tercero, pero la cuerda no nos permite seguir el descenso. Por la dirección y los metros bajados (y que siguen bajando) pensamos que el agua se trate del aporte a mitad del Pozo Vista, por lo que decidimos salir haciendo topo para colocar exactamente donde estamos. Se decide desinstalar lo hecho, ya que necesitamos el material para mirar por otros sitios, y además no es muy costoso volver a ponerlo el próximo día para continuar el descenso por esta vía. Afrontan Josemi y Víctor ahora el segundo pozo y una posible ventana a la que hay que aproximarse asegurado. Este conducto hacia arriba se divide en dos pero ambos ramales se terminan cerrando. El pozo desciende con goteos, estrechándose progresivamente y debido a esto y a que no tenemos más cuerda, sin mostrar indicios de continuación decidimos darlo por mirado. Paralelamente Iván ha empezado a topografiar el ramal que habíamos cerrado antes y dice notar en el fondo, corriente de aire aunque no sabe hacia dónde se va. Josemi enciende un cigarro y corrobora que la corriente de aire que notamos en este sector se va por dicha galería. Iván insiste que es por arriba y Josemi fuerza un paso por un pequeño trepe y continúa unos metros diciendo que efectivamente continúa aunque es necesario dar unos macetazos a alguna formación para seguir. Se nos ha hecho bastante tarde siendo domingo y decidimos empezar la salida, eso si, terminando el trabajo de topo hasta unirlo al resto. Observamos también una chimenea, aparentemente fácil de subir, en la que parece haber un conducto superior en dirección a la galería mencionada, es posible que podamos continuar mejor por aquí, hay que mirarlo el próximo día. El retorno se hace poco a poco pues la instalación por la que hemos conseguido llegar a esta zona se antoja complicada, por lo que valoramos mejorarla el próximo día. Poco a poco, y con alguna paradilla vamos camino del exterior, al cual llegamos a las 23:30. A este sector le hemos llamado “Por un Poco Más” y aunque no nos ha mostrado lo que esperábamos, nos vuelve a dejar con la incógnita de hacia dónde se va el aire que notamos y más importante ¿podremos pasar? La topo nos indica que volvemos a pararnos en el mismo punto que en la Galería del Pis (por arriba) y la de la Brisilla (por abajo), sin embargo aquí el aire parece más notable lo cual nos hace albergar algo más de esperanza.

Material:

Zulo del Tubo: Maza, cortafríos, hilo.

Zulo Cruce Referéndum: 8 anclajes (chapa+concetor) 2 ases. 5mts de cuerda. El carcaj con las brocas.

Zulo de Por un Poco Más: Maceta, puntero y palanca. 10 multis. 25 mts de cuerda.

NOTA: la cuerda de ascenso en la Galería de La Taberna esta picada, es necesario cambiarla.

 

¿CUMPLEAÑOS CON REGALO?

  • Iván Expósito
  • José Miguel González
  • Luis Ángel González
GBT-531 (Torca del Corzo)

Siendo el cumpleaños de Josemi esperábamos que la torca le diera el regalo merecido y tras 6 días volvemos a ella para poner pie donde nos quedamos a falta de nada el otro día y ver lo que nos esconde. Horario habitual siendo uno más en esta ocasión, y a las 10 entrando por torca en un día lluvioso (y el anterior también) que nos augura mojadura.

Hay goteos más o menos constantes en toda la torca que evidentemente se van sumando y haciendo más visibles a medida que bajamos, pero la verdad que menos de lo esperado, aun así una lluvia que cala en el Pozo de los Incrédulos. Por la cueva seguimos escuchando continuos goteos por todos lados, que se contraponen al silencio de la semana anterior. En 1 hora y 25 hemos llegado a punta y sorprendentemente el pozo Windows riega lo mismo que la última vez, es decir muy poquito en uno de los fraccionamientos. Enseguida Josemi se pone los trastos en el arnés y a por ello. Al poco rato, reforzando el último anclaje que quedó a medias, consigue descender y tocar suelo. Ya estamos metidos en la ventana. Se trata como ya habíamos visto de una gran colada que viene de lo alto, de lo que parece el conducto superior. El hueco en el que nos encontramos de unos 10 metros de diámetro está ocupado casi en su totalidad por dicha colada y se trata de galería ya que vemos claramente el techo de la misma. La colada presenta varias capas de concreción entre capas de barro, lo que la hace frágil por lo que para subir, pegados a la pared izquierda, sube Iván tallado algún peldaño con la maza y asegurando a la pared en algún punto, llegando a la parte superior y comprobando que la oquedad está totalmente colapsada por la misma colada que sale de ahí. Lo que parece el conducto principal de esta galería que a posteriori también fue cortada por el Pozo Windows, ha sido cerrada por la colada, una galería que viene a tener también unos 10 metros de altura, la verdad es que es mala suerte. Sin embargo la otra ventana que habíamos visto desde fuera el día anterior y que en principio parecía menos probable, Josemi y Pixi, ahora desde otro ángulo ven que efectivamente tiene continuación, pero como ha ocurrido constantemente en el Corzo, esta nueva opción no va a estar exenta de trabajo. La ventana se encuentra en el lateral derecho, es decir en el contrario al que estamos, a unos 5 metros de altura así que necesita una escalada, y nos separa de su base toda la colada que se antoja complicada cruzar debido a su fragilidad y pendiente. Es por ello y aprovechando que ya habíamos llegado al techo de la galería, decidimos intentar hacer una travesía y atacarla desde arriba, así que Iván que ya está arriba continua la aproximación guiado por Pixi y Josemi desde abajo que lo ven claramente. La pared se extraploma por momentos lo hace que vayamos buscando conductos que nos facilitan no apartarnos de la pared y a su vez tener que poner más anclajes de los que nos hubiera gustado ya que nos estamos quedando sin ellos. Intentamos replantear el trabajo y Josemi vuelve a por las cuerdas que tenemos al otro lado e intenta recuperar algunos anclajes. Tras comer, de nuevo Iván afronta el asalto final. Josemi y Pixi que tienen un ojo clínico para esto, hacen el planteamiento con los 3 anclajes que nos quedan y aprovechando una columna que se ve en la pared cercana a la ventana. Pues poco a poco y cumpliendo el plan Iván rapela con su último anclaje hasta la altura de la ventana y ahora tiene que alcanzar la columna que se encuentra a unos 3 metros. Lazo, pericia y paciencia y finalmente consigue alcanzar la columna, con tan mala suerte, que lo que parecida un anclaje fiable, la maza canta lo contrario por lo que deciden no jugársela y dejarlo para la próxima. Desde esta posición de privilegio Iván ve un hueco amplio que hay tras la ventana, donde se escuchan distintos goteos y alcanza a ver grandes formaciones. Por lo contrario no ve el suelo, aunque se intuye cercano, es decir no se trata de un pozo. Finalmente entre los distintos ruidos de goteo identifica uno esperanzador y dice que escucha un zumbido constante que no es agua y que puede tratarse de un agujero soplador, pues le recuerda a cuando escucharon por primera vez el agujero del paso del Onanismo desde la cabecera del P50. En este caso se encuentra a unos 5 metros de la ventana y al menos otros tantos hacia la pared que consigue ver, pero el sonido parece venir de más adentro. Pues de nuevo nos quedamos a un anclaje de conseguir el objetivo o al menos de haber asomado la cabeza, pero otra vez será. Se retira Iván de la cuerda y entra Josemi con mejor luz y dice que él cree ver el suelo del otro lado y quedándose sorprendido también del misterioso sonido.

De nuevo nos tenemos que retirar antes de lo deseado y con el caramelo en la boca, pero así es la espeleo. Son las seis de la tarde y comenzamos el camino hacia afuera. Hemos gastado todos los anclajes y cuerda que teníamos, tendremos que replantear el trabajo el próximo día para intentar no meter más material del que ya tenemos y habrá que llevar la maza y el martillo pues de ser un agujero soplador lo que escuchamos, y en el mejor de los escenarios habrá que romper algo para pasar, ¡esperemos que no mucho!

Poco a poco, volviendo a parar en la charca de la Galería de la Taberna para limpiar los bloqueadores de la carga de barro y otra paradilla en la base de la torca en la Sala Curro, vamos saliendo llegando al exterior a las 20:40, donde continúa lloviendo y parece que lo ha hecho durante todo el día.

Así que Josemi, tu regalo de la cueva está, lo que pasa que no has llegado a verlo y abrirlo… ¡habrá que volver!

Material:

Zulo del Tubo: Maza, cortafríos.

Zulo Cruce Referéndum: Maza y puntero. 17 anclajes (chapa+concetor) 4 ases, 1 cordino. 5mts de cuerda. El carcaj con las brocas.

Zulo de los Riojanos: Se necesita cuerda, anclajes, maza y puntero. (hay una cuerda y algún anclaje en la cabecera del Pozo Windows que se puede recuperar).

 

ESCALADA WINDOWS

  • Iván Expósito
  • Jose Miguel González (Josemi)
GBT-531 (Torca del Corzo)

Poco poder de convocatoria en esta ocasión y tan solo dos efectivos para afrontar la travesía en busca de la gran ventana en el Pozo Windows. Entrada en torca a las 10:00 de la mañana y en apenas 1 hora y 15 minutos nos encontramos ya en punta de exploración echando un vistazo a cómo afrontar la escalada. Tal y como Josemi ya había visto en otra ocasión la mejor opción es subir por encima de los bloques que tenemos sobre nosotros, en busca de una evidente repisa que nos va a facilitar alcanzar un punto más alto y justo en la vertical de la ventana. Pues dicho y hecho manos a la obra. Valoramos mejor intentar hacer travesía desde lo alto de una rampa de barro en busca de la cabecera de los bloques, que intentar escalar desde su base. Josemi afronta este paso ante una repisa intermitente y con una calidad de roca que deja un poco que desear, cubierta por una gran capa de barro y/o concreción. Aun así llega al punto deseado donde confirma lo que habíamos visto desde abajo, hay una repisa que nos va a facilitar la segunda parte de la travesía. Iván va detrás, desintalando el pasamanos creado para recuperar el material y porque además a la vuelta se instalará un rápel que es mejor para subir y bajar. Aprovechamos para comer algo antes de que Josemi comience el paso, ahora si, del pozo Windows. Aunque la roca sigue dando más inseguridad de la deseada enseguida alcanza la repisa por la que progresa más cómodo y rápido hasta casi el otro lado del pozo. Ahora toca sopesar si intentar hacer una escalada a una pequeña ventana superior, o si tirar hacia abajo en busca de la gran colada en fuerte pendiente que nos obligaría a remontarla casi seguro que con instalación. Se decide tirar para abajo ya que la roca hacia la ventana superior no transmite ninguna confianza. Se pone Iván a ello. La roca en este caso está muy lavada, gracias a un continuo goteo (que hoy apenas cae pero es evidente que en otras ocasiones si) que nos deja ver la roca con muchísimos fósiles y aristas asomando y dejando verdaderas cuchillas al aire. La idea es intentar ir penduleando hacia dentro de la gran ventana para alcanzar la colada en la parte más alta posible, pero de nuevo la pared, fuera de la zona que limpia el goteo, vuelve a tener una capa de costra que dificulta encontrar roca fiable. Aún así y con mucho cuidado se consigue llegar muy cerca de aterrizar pero lo que se veía venir se cumple: ¡nos hemos quedado sin baterías! Con el último agujero por la mitad, Iván intenta alcanzar un posible natural que haría posible llegar a posar los pies, pero el anclaje natural es muy malo y no se puede usar. Estamos a apenas 2 metros hacia abajo y 2 metros hacia la derecha para llegar al objetivo, pero en esta ocasión no va a ser posible. Aun así, desde el último anclaje se consigue ver mejor lo que nos esconde la ventana. Una gran colada proviene de una ventana pegada al techo de la misma. La ventana de unos 3 metros de ancha por uno de alta se ve que entra, y se aprecian formaciones en su interior, anquen no se alcanza a ver mucho hacia dentro. También se aprecia otra posible ventana, anquen desde este ángulo no se puede confirmar, podría ser un efecto de las sombras. En conclusión la ventana de arriba (conducto superior) tiene muy buena pinta. De alcanzar el suelo, parece factible llegar a ella sin mucho trabajo ya que entre la colada y la pared hay una trinchera por la que parece sencillo subir. También hay que destacar que ambos hemos notado corriente de aire mientras estábamos en la Galería de los Riojanos haciendo la primera parte de la escalada y en lo alto de la primera bloquera donde comimos. El aire es evidente y nos llegaba por la espalda dando la sensación que el aire iba directo a esta ventana y no que se perdiera para arriba por el pozo. Así que guardamos muchas esperanzas para la próxima porque hoy no va a poder ser.

Con un sabor agridulce, empezamos el retorno. Agridulce porque aun no habiendo conseguido llegar, la cosa no se ve mal, y además empezamos el retorno a una hora muy buena… Josemi ya decía que esta escalada no la íbamos a conseguir en una entrada, y ha tenido razón. Para bajar de la bloquera en el camino de vuelta tenemos que usar uno de los anclajes de la escalada reasegurado a un bloque. Son apenas 4 o 5 metros de vertical que quedan provisionales con roces ya que no tenemos baterías.

De nuevo buen ritmo en la salida desde punta en 2 horas y cuarto estabamos fuera con un suave chirimiri que caía. En el camino hemos parado en la poza que hay en la Galería de la Taberna a limpiar los bloqueadores que como siempre estaban repletos de lodo, pero en esta ocasión hemos bajado un cepillo de dientes: ¡magnífico!. Decir también que hubo en la torca notable corriente de aire al entrar y al salir y aunque no presentaba apenas ninguno de los goteos habituales, las paredes si tenían una capa de barro pegajoso que nos hizo mojarnos un poco más que en otras ocasiones. Es decir: menos agua en la torca, el barro que corre por las paredes empieza a secarse y estaba en el punto de humedad que lo hacía mucho más pegajoso, así que salimos una vez más tamizados de barro…¡qué se le va a hacer!.

Material:

Zulo del Tubo: Maza, cortafríos.

Zulo Cruce Referéndum: Maza y puntero. 17 anclajes (chapa+concetor) 4 ases, 1 cordino. 5mts de cuerda. El carcaj con las brocas.

Zulo de los Riojanos: Cuerdas 25+11+6+5+5; 10 anclajes y 2 ases.

 

GALERÍA DE LA BRISILLA Y ESCALADA DE LA ELECTRICIDAD

  • Pilar Carracos
  • Carlos Heras
  • Francisco Martín
  • Javier Colina (Coli)
  • Alberto Argos
  • Jose Miguel González (Josemi)
  • Iván Expósito

GBT-531 (Torca del Corzo)

Buena convocatoria y eso que a última hora se calló de la misma Marcos ya que había pasado mala noche y prefirió no entrar. Siendo 7 y dos frentes abiertos, nos repartimos en sendos grupos. Pilar, Carlos, Javi y Fran hacía la Sala Gaudí y continuación, y Alberto, Josemi e Iván hacía los pozos Windows y Vista.

El primer grupo entra en cueva con una hora de antelación sobre las 10 de la mañana ya que irán un poquito más lentos, juntándonos todos en la base de la torca a las 12:00. En el cruce de Encarnita con Referéndum se reparten los grupos y el trabajo, fijando una hora aproximada y una marca antes de empezar a subir, para saber si el otro grupo ya ha salido.

Carlos, Coli, Fran y Pilar continúan por la Galería del Referéndum para realizar una escalada y despejar un par de incógnitas en la Galería de la Electricidad. Para ello llevan 15 anclajes, una cuerda de 40 y otra de 10 m. Llegados a la sala donde se encuentra la escalada, Carlos comienza con la misma mientras Pilar le asegura. Escalados unos 15 metros, Carlos se queda sin material y monta una cabecera para rapelar. Desde donde está puede ver que la escalada continúa otros 7 metros verticales y otros tantos en forma de rampa. Baja recuperando el material de la escalada, y como se ha hecho algo tarde, deciden volverse hacia la Sala Gaudi despejando las incógnitas sin necesidad de instalación, ninguna de las cuáles continúa. Para verificar si el pozo encontrado la vez anterior es el mismo que el pozo de la Grieta, se hacen dos grupos. Pilar y Coli bajan el inicio del nuevo pozo hasta donde se llegó con la instalación, mientras Carlos y Fran van hasta la sala Gaudi. Pasados 20 minutos sin tener comunicación visual ni auditiva un grupo con el otro, se llega a la conclusión de que se tratan de diferentes pozos. Tras la comprobación, los cuatro se reúnen de nuevo y retoman el camino hacia la Sala Curro, dejando todo el material en el zulo y comprobando que el otro grupo todavía no había pasado por allí. Sin complicaciones, se inicia el ascenso estando a las 22:00 todos fuera.

Paralelamente el otro grupo bajó al sector donde Marcos, Víctor e Iván lo dejaron en la última entrada, a este sector se le llamará Galería de la Brisilla. Cuando se llega a ella, se decide hacer una revisión exhaustiva a lo ya hecho la semana anterior. En el extremo de la galería se detecta un conducto superior casi colmatado de lodo seco en su entrada, tras el cual parece que la galería continua limpia. Josemi trepa con un paso de hombros y dice notar una suave brisa que entra por el conducto viendo factible continuar por él. Para ello se realiza una instalación con la que poder colgarse y trabajar cómodamente. Enseguida con la maza de instalación se habré hueco por el tapón de barro y consigue colarse. El conducto continua entre un espeso y húmedo lodo, y entre pequeños pozos y pequeñas chimeneas, estas últimas por las que sube el aire. Algún hueco un poco más grande a modo de pequeña salita pero enseguida se cierra a la vez que nuestras esperanzas. Sale Josemi del conducto envuelto en una capa de barro que hace imposible saber dónde está ningún aparato. Ahora poco a poco y de vuelta se va haciendo topo y revisitando absolutamente todo, sin encontrar nada, dando esta zona por acabada. Si destacar que Iván detecta en varios bloques del suelo, lo que podrían ser marcas de espejo de falla. A su vez también denota alguna en la pared NE, aunque la fina capa de concreción sobre ella dificulta la identificación. Parece probable que la galería se haya cortado por una pequeña falla, tras lo cual distintos desprendimientos han depositado gran parte del espejo en el suelo de la galería, y a su vez el barro y las concreciones han tapado el resto.

Ya de vuelta, queda una pequeña zona hacia el Sur-Oeste por revisar, que no se miró en la anterior entrada. Diversos y pequeños meandros desfondados se cierran enseguida. Y cuando ya empezamos el camino de regreso Iván detecta un pozo que nos baja todavía un poco más. Los dos retales de cuerda que tenemos (6+5) nos llegan justo para salvar la vertical (con paso de nudo). Una pequeña galería en su base Este-Oeste nos coloca en una zona colapsada. Unos fuertes goteos nos hacen pensar que nos encontramos debajo (o que al menos es el mismo agua) de la base del Pozo Vista, cuyo goteo se pierde entre bloques. Igualmente ahora ese goteo se pierde entre las rocas, pero nos muestra unas paredes y bloques muy lavados con la habitual forma de cuchillas y fósiles asomando. En una de las dos posibilidades que nos da este sector, un pequeño resalte nos impide continuar (ya no tenemos cuerda) y echar un vistazo a la pequeña ventana dirección Sur que alcanzamos a ver. Lo cierto es que se trata de un agujero en el barro y concreción y no alcanzamos a ver más allá, ni notamos corriente de aire (además se nos ha hecho muy tarde), por lo que finalmente se desestima y se decide salir desinstalando. Comentar que los datos de topo nos colocan de nuevo en la cota más profunda del sistema, a la altura de las galerías de Cueto (-346) y a su vez el punto de corte está en la misma dirección y distancia que el de la Galería del Pis 160 metros más arriba. En todo este sector que hemos encontrado por debajo del Pozo Vista, parece un entramado de pequeños conductos de presión de origen freático a modo de queso gruyer, rellenados en su mayoría por lodo y formaciones. Existen zonas donde el lodo está seco y compactado y otras donde está húmedo y viscoso.

Se desinstala hasta la galería de los Riojanos, dejando allí las cuerdas para realizar la escalada-travesía del pozo Windows en busca de la ventana que vemos enfrente. Josemi analiza la situación y sopesa que hay una vira unos metros más arriba desde donde será mejor y más fácil atacar el paso… la próxima vez será.

Poco a poco para la calle, se llega a la base de la torca a las 21:30 y comenzamos el ascenso con un pequeño incidente ya que a Josemi se le sale el hombro (algo más o menos habitual en su caso) pero le cuesta un poco más recolocárselo debido al sitio donde sucede. Finalmente consigue devolverlo a su sitio y continúa el ascenso sin mayores contratiempos. Son las 23:00 y estamos todos fuera juntándonos con el otro equipo que espera en los coches.

Si se quiere sacar trabajo adelante las jornadas ya empiezan a tener que ser un poco más largas ya que las puntas están un poquito más lejos y los trabajos por hacer más costosos. De momento seguimos luchando para sacar unos pocos metros cada vez, ya casi llegamos a los 3kms. Destacar como los finales de las galerías Norte y Este parecen marcar una línea de corte independientemente de la cota a la que se encuentran. A su vez también destacar que las tres grandes verticales localizadas y descendidas hasta el momento: Pozo La Grieta (P52) y Pozo Trasmiera (P83, unión con Gargantua), el Pozo del Erizo (P110) y los pozos Windows (P89) y Vista (P37) se encuentran en una línea NW – SE que a su vez es la que marcan las galerías de la Taberna Superior e Inferior y la del Referéndum.

Material:

Zulo del Tubo: Maza, cortafríos.

Zulo Cruce Referéndum: Maza y puntero. 38 anclajes (chapa+concetor) 6 ases, 1 cinta, 1 cordino. 5mts de cuerda. El carcaj con las brocas.

Zulo de los Riojanos: Cuerdas 45+29+25+11+6+5+5

FOTOS DE LA ACTIVIDAD

 

POZO VISTA Y GALERÍAS?

GBT-531 (Torca del Corzo)

  • Iván Expósito
  • Marcos Valle
  • Víctor Pérez

De nuevo Corzo y a ver que nos depara el fondo del Pozo Windows. La misma rutina de siempre hasta llegar a punta, hoy bajamos algo de material: un par de cuerdas (43+25) y un puñado de anclajes, intentando ajustar para no bajar más material del necesario que bastante ya hay abajo, el problema es que está esparcido en distintos frentes inacabados.

Llegamos al punto donde nos quedamos el otro día, y Marcos coge el material y taladro para continuar con el descenso del pozo donde lo dejo, mientras Víctor e Iván van a su encuentro continuando con la topo. Una pequeña arrastrada y la ventana coge volumen para asomarse al pozo… de nuevo vistazo a la ventana de enfrente valorando lo que nos va a costar llegar a ella… ahora nos encontramos justo debajo de la ventana de la Galería de los Riojanos por donde la atacaremos llegado el momento. Las paredes del pozo presentan numerosas y afiladas lajas lo que complica encontrar buena zona para instalar, sobre todo porque el primer tramo está inclinado. Con esto llegamos a la repisa que decía haber visto Marcos el sábado pasado, muy cercana del fondo del pozo. Desde esta repisa y descartando la base, se decide alcanzar la ventana para lo que Marcos realiza una pequeña pero mojada travesía debido a los fuertes goteos que vienen de bien alto. Como se preveía la ventana nos asoma a otro pozo contiguo. Sus paredes presentan numerosas lajas, barro y mucho material suelto por lo que es difícil encontrar roca buena. Instala Iván con la última cuerda que tenemos y dice ver galería en la base, pero al llegar a ella el efecto visual se disipa en una base con unos grandes bloques, con un aporte de agua que proviene de una de las varias ventanas que también tiene. De primeras parece acabarse, pero mientras bajan Marcos y Víctor, Iván se mete entre los bloques y desciende a una zona de morfología diferente, donde entre cierto caos presenta varias posibles continuaciones. Una vez todos juntos revisan este sector donde destaca un amplio volumen por debajo de ellos, para lo que es necesario algo de cuerda para alcanzarlo con seguridad. A falta de ésta, se decide cortar lo que se pueda de la cuerda del pozo, consiguiendo escasos 5 mts. Se sopesan varios posibles descensos, localizando Marcos el más factible. Desciende Víctor con anclaje al hombre ya que se trata casi de un destrepe y tras llegar al suelo dice: “¡Aquí hay un mundo!” y desaparece en los oscuro mientras los otros dos equipan la cuerda del resalte. Son las 16:00 y es hora ya de irse (según el horario que nos habíamos marcado) y parece que hemos encontrado algo. Vuelve Víctor quien dice que aquello continúa y que se ha dado la vuelta por no alejarse mucho. Como siempre, con cierta euforia contenida no resistimos el ansia de pegar un pequeño vistazo. La galería tiene buena anchura aunque nos encontramos demasiado cerca del techo en proporción, debido al lodo, sedimentos, y concreciones. Avanzamos por ella con aspecto un poco laberintico aunque se trata de la misma galería y llegamos al punto donde Víctor se ha dado la vuelta, comprobando desgraciadamente que justamente ahí se cierra. Damos una revisión rápida al sector en busca de posible continuación pero no encontramos nada, aun así es necesario revisarlo bien pues a los 3 nos ha dado la sensación de una leve corriente de aire, además queda hacer topo de esta zona. Nos encontramos en los mismos niveles de las galería de Cueto pero más al Norte (y en dirección Norte) de la Sala Gargantua, zona en la que ya no se conocen más galerías del sistema. Con cierta decepción comenzamos el camino de regreso a la calle ya que se nos ha hecho demasiado tarde. Al nuevo pozo le hemos llamado Vista (siguiendo la línea del Pozo Windows). La topo arroja un P89 para el Windows (aunque nosotros estamos bajándolo desde una ventana por lo que solo bajamos 25) y un 37 para el Vista, por lo que ahora nos encontramos a -320 lo que nos lleva algo más de 3 horas el subir llegando a las 21:45 al exterior. En el ascenso Iván ha recuperado el sobrante de cuerda del P50 para cambiar la tirada dañada del P8.

Material:

Zulo del Tubo: Maza, cortafríos.

Zulo de la Grieta: Cuerdas de 27+15, 1 cinta, 3 ases, 1 mosquetón, 2 mallones, 3 chapas; el carcaj con las brocas.

Zulo Cruce Referéndum: Maza y puntero. 7 chapas+conector y 2 ases.

 

GALERÍA DE LOS RIOJANOS

GBT-531 (Torca del Corzo)

  • Iván Expóssito
  • Marcos Valle
  • Rodolfo Ruiz (Peseta)
  • Vero Mateo
  • Víctor Pérez

Son las 9 de la mañana y una vez más hemos quedado en la garma. No está claro los trabajos que hacer, pues las incógnitas son pocas y poco esperanzadoras, por lo que en principio se decide seguir la línea de ir cerrando desde La Taberna Superior hacia afuera para lo que se meten dos taladros con lo que hacer dos equipos.

A las 11 hemos bajado la torca que se encuentra menos húmeda que de costumbre, aunque como siempre tiene corriente de aire, sobre todo en el Paso del Onanismo. Nos dirigimos hacia la Taberna Superior, cogiendo a nuestro paso, la bolsa de anclajes que hay en el Zulo del cruce con el Referéndum (parece que ha hecho algo de efecto el haberlos metido en una bolsa con una piedra de carburo). Nos repartimos en dos grupos: Marcos y Peseta cogen las cuerdas largas y van al pozo del final de la galería, mientras Víctor, Vero e Iván van a la galería que este último dejo inacabada y que en principio todo parece indicar que comunica con la galería inferior que une al Pozo del Erizo.

Este segundo grupo avanza hasta el punto donde lo dejó Iván, un pequeño pozo sin muchas expectativas. Baja primero Vero y enseguida dice… “¡¡hay galería, y continua!!”. Pues efectivamente una galería concrecionada que en un primer cruce efectivamente comunica con el punto que se intuía, pero que en sentido contrario sigue avanzando en dirección NO. La galería va cogiendo altura a la vez que se desfonda en otro pozo, viéndose al final de la misma una ventana con un gran volumen al otro lado… parece evidente que se trata del pozo por el que está bajando el otro equipo, lo cual se confirma enseguida a voces, aunque ellos todavía están muy por encima. Se sopesa como afrontar el obstáculo, si bajar el pozo, o hacer travesía para llegar al otro lado. Como no hay mucho material, ya que no se contaba con esto, se decide intentar llegar a la repisa del otro lado, mientras Vero y Víctor vuelven a coger todo el material disponible, rehaciendo las instalaciones para aprovechar las cuerdas de la mejor manera.

Mientras se recupera dicho material, Iván llega, con la cuerda más que justa, al otro lado de la repisa, continuando la galería hasta alcanzar la gran ventana que se veía, comprobando que no se puede alcanzar, pero que por debajo un pequeño conducto nos asoma al mismo sitio. Efectivamente se trata del pozo que une la Galería de la Taberna Superior con la del Pis, pozo al que llamaremos a partir de ahora Pozo Windows. Con la luz de Marcos y Peseta el pozo se ve impresionante en volumen y sección, mucho más de lo que ya parecía desde arriba. A la misma altura pero enfrente, a unos cuantos metros, parece verse una gran ventana que parece ser la misma galería por la que hemos venido. Ante la falta de material y dado que el otro equipo aun está bastante arriba, se decide centrar todos los efectivos en esta parte, aunque no se desinstala lo hecho porque es casi seguro que hará falta bajar desde arriba si se quiere alcanzar alguna de estas ventanas mediante péndulos, porque una travesía se antoja complicada.

Tras llegar todo el equipo con el material de que se dispone, se desciende el pozo que corta la galería ya que su base parece ser suelo. Al llegar a ella, se comprueba que hay otra vertical que necesita instalar, y que por otro punto se une con la parte superior de donde acabamos de descender de una manera más sencilla y rápida y con menos cuerda, lo que nos permite seguir recuperando material. Marcos desciende la segunda vertical y parece cerrarse, aunque dice notar una leve corriente de aire… por lo que se arrastra por una gatera que tras unos metros vuelve a pinchar con el Pozo Windows en otra ventana unos cuantos metros más abajo. Andamos muy justos de material, sobre todo de cuerda, pero aun así Peseta, Víctor y Marcos intentan desde esta última ventana que es la más baja, llegar a la base, mientras Vero e Iván empiezan a hacer topo con la intención de unir todo esto con la poligonal. La cuerda no llega y tampoco los anclajes, y Marcos se queda a unos 15 mts de la base donde dice ver que se trata de un fondo de saco lleno de bloques, pero que enfrente y a poco del suelo hay una ventana que da acceso a lo que parece ser un pozo paralelo. Esta ventana se va a poder alcanzar con facilidad, pero no será en esta ocasión, así que se decide ir saliendo porque por hoy ya no hay nada que hacer. Se consigue unir todo este sector (Galería de los Riojanos) con el resto de la topo, dejando alguna incógnita por revisar, son las 18:00 y ponemos rumbo a la luz. Como siempre sin prisa pero sin pausa el grupo va subiendo y a las 22:00 estamos todos fuera.

En la torca no queda cuerda, sin usar, y tampoco anclajes por lo que hay que replantear los trabajos y el material que hace falta para la próxima entrada. En esta se ha cambiado la cuerda del pozo de entrada y hemos visto una pequeña flor en el P11 de la torca así que habrá que cambiarlo. Una vez más el Corzo nos da cuando menos lo esperamos, y la verdad ante lo visto recobramos esperanzas pues hay unas cuantas posibilidades y muchas ventanas que hemos alcanzado a ver en el pozo, a lo que debe su nombre. También destacar que este sector, aunque también tiene barro, se nota mucho más seco que de costumbre y por lo tanto no es tan pegajoso.

Material:

Zulo del Tubo: Maza, cortafríos.

Zulo de la Grieta: Cuerdas de 27+15, 1 cinta, 3 ases, 1 mosquetón, 2 mallones, 3 chapas; el carcaj con las brocas.

Zulo Cruce Referéndum: Maza y puntero.

Zulo Taberna Superior:

FOTOS ACTIVIDAD 1

FOTOS ACTIVIDAD 2

 

GALERÍA DE LA ANGUILA

GBT-531 (Torca del Corzo)
  • Iván Expósito
  • Jose Miguel Duribe (Josemi)
  • Víctor Pérez

El domingo, pero otro grupo distinto al de ayer, volvemos a entrar en la torca. Las intenciones son seguir cerrando incógnitas en el sector más al SO, Galería de América y alrededores. En esta ocasión en el grupo viene Víctor un recién iniciado siendo esta su prueba de fuego en exploración.

Entre una cosa y otra entramos en la torca a las 9:30. El descenso es un poquito más lento y llegamos a punta a las 12. Estamos en el pequeño agujero entre formaciones al fondo de la Galería del Fin del Mundo, ante la insistencia de Iván de ir a revisarlo tras haber comprobado corriente de aire la semana anterior. A golpe de maza, piqueta y palanca en pocos minutos consigue abrir paso entre las formaciones y suelo concrecionado que lo impiden. Se sigue notando la corriente de aire (en sentido de salida). Tras el paso estrecho, se puede seguir avanzando arrastrándose aguas arriba 4 metros más, pero el techo y el suelo se siguen aproximando hasta ser impenetrable. Se puede ver aún otros 2 metros en las mismas condiciones, cada vez más estrecho, con visos de cerrarse aún más detrás de lo que conseguimos ver. La corriente de aire es leve, pero la obra se antoja muy complicada de acometer. Toda esta zona (excesivamente concrecionada) así como la galería y pequeña sala por la que se llega, ha sufrido un aporte de lodo y arcilla sobre el cual han crecido las formaciones. Debido a que vamos aguas arriba y la espesa capa de lodo que podemos comprobar en la sala, creemos que no es viable forzar la desobstrucción, por lo que abandonamos esta zona.

En la Sala América Josemi y Víctor realizan un concienzudo repaso a todas las incógnitas apuntadas y nuevas encontradas entre los bloques. Fruto de este repaso y tras romper unas pequeñas formaciones con la maza se consigue avanzar por una estrecha galería meandriforme y desfondada que va aguas abajo dirección SO. Esta galería también tiene presencia de capa de lodo, aunque transitamos por el techo, y a los 60 mts se cierra por completo. Se cogen datos de topo que a la postre nos muestran ir dirección de la Galería de la Reflexión pero unos metros por debajo. A esta galería se le pone el nombre de Galería de la Anguila.

Tras una parada para la comida afrontamos una pequeña galería también concrecionada, en sentido de entrada, al final de la Sala del Puente. La galería tiene numerosas formaciones de cristal de yeso y nos obliga enseguida a trepar para ir por su parte superior. Volvemos a transitar aguas arriba y a los pocos metros llegamos a una sucesión de pequeñas repisas de meandro superpuestas por las que circula un pequeño chorro que vemos salir claramente por un pequeñísimo meandro que viene del techo. Estas repisas crean pequeñas charcas que terminan cayendo por un pozo. Víctor instala y desciendo el pozo acampanado para comprobar que de nuevo el agua se va entre unos bloques en la misma vertical, donde a ambos lados el lodo lo colapsa. En el ascenso comprobamos que por una grieta impenetrable se une a la Sala América, algo que ya habíamos intuido anteriormente.

Decidimos ir volviendo ya que son las 17:00. De camino, en el P3 de la Galería del Limpiabotas, Josemi recuerda que en otra ocasión vio un meandro en la parte superior del desfondamiento, por lo que ayudado de la misma cuerda del P3 realiza una travesía hasta allá comprobando que el meandro va aguas arriba y se convierte en chimenea enseguida. Al paso por el Zulo de la Taberna recogemos todos los anclajes y mosquetones que hemos metido en una bolsa estanca con unas piedras de carburo con el fin de secar la humedad que está deteriorando los anclajes, veremos si surge efecto. Dejamos las cuerdas y llevamos lo anclajes al cruce con la Galería del Referéndum tal y como nos pidió el grupo de ayer.

A las 17:45 empezamos el ascenso de las verticales. En el fraccionamiento del primer pozo (Pozo de los Incrédulos) justo en el labio que forma la pared que viene de arria con el techo, hemos localizado un extraño moho colgado con lo que parecen ser patas, de dos de las cuales cuelga del techo impregnado de barro. Se encuentra un poco alejado lo que hace difícil fotografiarlo bien y poner en la foto un objeto de referencia. Aun así se le hace un pequeño reportaje. Aunque su aspecto es el de una araña, podría ser también algún tallo o raíz… lo más enigmático es cómo ha llegado hasta ahí.

A las 21:00 salimos por boca con un fabuloso atardecer. Parece que ha quedado cerrado todo el sector Suroeste.

Material:

Zulo del Tubo: Maza, cortafríos.

Zulo de la Grieta: Cuerdas de 27+15, 1 cinta, 3 ases, 1 mosquetón, 2 mallones, 3 chapas; el carcaj con las brocas.

Zulo Cruce Referéndum: Maza y puntero. 29 anclajes, 37 conectores y 2 ases y una cinta. Es necesario llevar algo para abrir los mosquetones bloqueados por el barro.

Zulo Taberna Superior: Cuerdas 29 (de 8mm)+5+5+11+12+16+34;

 

GALERÍA DE LA ELECTRICIDAD

GBT-531 (Torca del Corzo)

  • Pilar Carrasco
  • Carlos Heras
  • Rubén Garín

Soleada mañana en la Garma con una buena temperatura que nos hace remolonear para entrar en la torca. Tras preparar el equipo nos dirigimos a boca y en una hora nos encontramos
en la sala Gaudí, donde nuestra intención es hacer una escalada que parece
que tiene buena pinta. La torca, aún con la buena temperatura del exterior, tiene poca corriente de aire y está bastante seca, pese a las lluvias del día anterior.

Tras coger anclajes del zulo nos ponemos a trepar un poco por la pared para acortar un poco la escalada y a una altura de unos 8 MTS Carlos ve un agujero muy estrecho que pasaba desapercibido y se cuela por él, al tiempo que Pilar y Rubén se cuelan por otro paralelo que es un poco más ancho y que llega al mismo sitio. Parece que es una galería estrecha y se aprecia
algo de corriente de aire pero muy débil. La galería avanza de forma laberíntica con numerosos cruces que se cierran la mayoría salvo un par que habrá que revisar ya que uno tiene un destrepe que requiere una cuerda pequeña y podría continuar. Llegamos a un paso muy
estrecho con mucha formación y gran cantidad de algodón de yeso y donde se aprecia menor temperatura y se nota algo más el aire. A base de maza, piqueta y taladro conseguimos forzarle quitándonos el equipo, y la galería continua de la misma forma laberíntica con cruces a ambos lados. Tras unos metros, a la izquierda aparece un pozo que desemboca en una sala de dimensiones considerables y que dejamos para después.

Tras varias trepadas la galería se abre y llegamos a una sala de unos 7x5mts y unos 15mts de altura con forma de embudo y donde se pierden goteos en su centro, pero que tras colarnos por varias grietas que avanzan unos metros en los costados, se cierran todas las posibilidades de continuación. Aún así vemos una posible escalada con muy buena pinta que dejaremos para
otra entrada.

Volvemos hacia el pozo que dejamos atrás y tras volver a por la cuerda y el taladro que dejamos atrás, Carlos le instala y después bajar unos 12 metros desemboca en una sala de unos 20x4mts y unos 25 de altura que desfonda a ambos extremos en dos pozos, uno que estimamos en 15mts que no se baja y otro en el lado opuesto que aprovechando la cuerda del anterior pozo baja otros 15mts hasta una repisa desde donde se ve un pozo de unos 50 o 60mts y donde se acaba la cuerda y multis que teníamos. Creemos que por la dirección de la galería y la morfología del pozo hemos llegado a la parte superior del pozo de la Grieta, pero lo comprobaremos en la siguiente entrada. El aire en este punto es aspirado por el pozo, y tras volver a la sala Gaudí notamos que también por el pozo de la Grieta.

Cabe destacar que en esa sala justo en un gran bloque central encontramos un pequeño esqueleto bien conservado de lo que parece un lirón. Las galerías por las que hemos andado tienen muchos excrementos que pensábamos que serían de murciélagos pero podrían ser de este roedor. Toda la nueva zona, que llamaremos "Galería de la Electricidad", tiene
muchas formaciones blancas y en las zonas estrechas algodón de yeso.

Habremos avanzado en total unos 80mts de galerías y aunque la escalada que queríamos hacer sigue pendiente, parece evidente que desemboca en la sala a la que hemos descendido.

Volvemos de nuevo a la sala Gaudí donde comemos algo y salimos para afuera, dejando la maza y piqueta en el cruce del Referéndum como habíamos hablado con el grupo que entraría el día siguiente, y llegando el último a boca sobre las 18:30, justo cuando empieza a llover. Aún así, nos quedamos un rato de charleta y bajamos a los coches con la misma parsimonia que hemos subido. Acabamos la jornada como siempre "hidratándonos" en la Taberna de
Bustablado.

Material:

Zulo del Tubo: Maza, cortafríos y palanca

Zulo de la Grieta: Cuerdas de 27+15, 1 cinta, 3 ases, 1 mosqueton, 2 mallones, 3 chapas; el carcaj con las brocas.

Zulo Cruce Referéndum: Maza y puntero.

Zulo Taberna Superior: Cuerdas 29 (de 8mm)+5+5+11+12+16+34; 29 anclajes, 37 conectores y 2 ases y una cinta. Es necesario llevar algo para abrir los mosquetones bloqueados por el barro.

 

GALERÍA DE LA REFLEXIÓN

  • Marcos Valle
  • Iván Expósito

GBT-531 (Sima del Corzo)

Parece mentira pero esta va a ser la primera entrada de exploración del año y pocos a la convocatoria: Marcos e Iván, por lo que decidimos dedicar la jornada a cerrar incógnitas y hacer topografía de una pequeña galería que comunica la Galería del Fin del Mundo con la Sala América.

A las 10 entrando por boca, jornada con chirimiri y semana de lluvias intermitentes; a las 10:45 en la base de los pozos que no presentan más humedad de lo habitual, y a las 11:30 en punta de exploración tras haber recogido el material que se encontraba al fondo de la Taberna Superior. Enseguida nos colamos por la conocida galería que ya exploraron Josemi, Pixi y Rebeca hace tiempo para hacer topo. Decidimos ir hasta el final y salir recogiendo datos. La galería se trata de un meandro desfondado y transitamos por su parte inferior. Tiene numerosas formaciones con una zona de falso suelo que se formó sobre el nivel del agua hoy desaparecida. Poco más adelante, la galería presenta una pequeña zona con agua que obliga a pasar en oposición para no mojar los pies y estropear la charca, y justo detrás de ella un desfondamiento que nos obliga a instalar un pasamanos sobre un P4 sin continuación. No localizamos los anclajes que utilizaron el anterior grupo por lo que instalamos de nuevo. Tras ello continuamos unos metros y enseguida nos asomamos a la ventana que enlaza con la Sala América, ventana que ya fue observada en su día y que quedó como incógnita. Al volver sobre nuestros pasos haciendo topografía decidimos llamar a esta galería “de la Reflexión” (dada la jornada en la que estamos), y vemos la evidente sección superior del meandro, lo cual nos llama la atención, y realizando un pequeño trepe nos metemos en ella. En dirección de salida enseguida se bifurca del recorrido que ya hemos hecho antes por abajo y nos mete en otra pequeña y concrecionada galería con alguna colada, charca y marca de pasos de agua con un llamativo color amarillo azufre. La galería se estrecha por momentos llegando a un paso que necesita de al menos unos golpes para abrimos camino. Con la maza de instalación procedemos a ello y Marcos consigue pasar. Unos metros más y la galería se vuelve a desfondar, aunque no podemos asegurar en donde, por los quiebros que hemos dado no creemos que sea sobre la ya recorrida anteriormente y dado que en el mejor de los volveremos a salir a la Galería del Fin del Mundo, decidimos volver cogiendo datos de topo y la poligonal nos marcará donde estamos. De esta manera continuamos donde lo habíamos dejado por la parte inferior del meandro, hasta enlazarlo fuera. Justo al acabar el trabajo nos damos cuenta que en esta ventana hay otra superior y paralela a la galería principal. Son las tres de la tarde y decidimos comer algo y dejar esta nueva ventana para más tarde.

De esta manera y tras el tentempié, realizamos un pequeño trepe a esta sección ascendente que tras un quiebro a izquierdas nos coloca justo por encima de la sala final de la Galería del Fin del Mundo, sala que tiene una evidente grieta en el techo, que es donde estamos ahora. Esta grieta está repleta de formaciones en sus paredes y alcanzamos a ver unos cuantos metros más por encima. No se aprecia continuación evidente, si muchas sombras y formaciones que en otras condiciones podrían revisarse, pero en este caso necesitan de escaladas varias. Sin embargo, a la misma altura en la que estamos, al fondo de la grieta se aprecia una posible continuación. Como el acceso es viable mediante un pasamanos nos ponemos a la faena. Enseguida se cuela Iván. Esta nueva sección vuelve a precipitarse unos metros más allá en la misma sala. Como Iván quiere comprobar exactamente en donde, tras volver desinstalando nos acercamos a la sala por abajo viendo claramente donde hemos estado. En ese momento y antes de irnos, Iván decide volver a mirar un pequeño paso que Ana miró cuando estuvimos aquí y que quedó con interrogación pero con poco entusiasmo. Esta vez se coló hasta el fondo viendo el punto donde nos quedamos la otra vez. Como toda esta zona está muy concrecionada, son varias formaciones las que impiden pasar. Tras ellas se ve unos metros más de arrastrada sin necesidad de desobstrucción, pero por el ángulo no se logra ver más. Iván se quita el casco para pasarlo al otro lado de la estrechez y poder ver mejor y es cuando nota en el sudor de la cabeza una leve corriente de aire que sale del agujero. Sin demasiada euforia, pero convencido de que hay que volver y abrir este paso. Son las 17:30 y previa parada en la Sala América para cerrar la poligonal con la ventana de la Galería de la Reflexión (nos cuesta encontrar la tarjeta de topo) se decide tomar rumbo a la calle y dejarlo por hoy.

En la Galería del Puente se recogen una serie de anclajes que estaban allí olvidados y se unen junto al resto en el cruce de la Taberna Superior. A las 20:15 estamos fuera de la torca. Se nota que al menos el chirimiri ha estado durante todo el día, lo cual no hemos notado dentro.

Material Zulo Taberna Superior: Cuerdas 29 (de 8mm)+5+5+11+12+16+34; 29 anclajes, 37 conectores y 2 ases y una cinta. Es necesario llevar algo para abrir los mosquetones bloqueados por el barro.

Material Zulo de la Grieta: Cuerdas de 27+44+15 (colgada del pasamanos); 8 multis, 1 cinta, 3 ases, 4 mosquetones asimétricos, 8 anclajes; el carcaj con las brocas, la maza y la piqueta.

 

SE SIGUE CON LA DESINSTALACIÓN DE BUCEBRÓN

  • Iván Expósito Calvo
  • Marcos Valle Soto
  • Luciano Sedano “Ciano” (Ábrigu)
  • Adrian Fernández Mateos (Pelos) (Club Cántabro de Exploraciones Subterráneas)
  • Alberto Gallo Paya
  • Sergio Ruiz  (C.M. Serra d'Irta)
  • Israel Peña (Espeleo Club Castelló)
  • Luis Almela (Espeleo Club Castelló)

TORCA DE LA GARMA DE BUCEBRÓN

Segunda quedada para continuar con la desinstalación de la Sima de la Garma de Bucebrón. Tras la multitudinaria primera quedada donde se sacó todo el vivac y se comenzó con la desinstalación, en esta segunda fuimos 8 espeleólogos con dos intenciones, sacar lo que se pueda y revisar una galería (la del Arroz) porque la dirección y altura que tiene parece interesante para los compañeros del CCES.

Con estas premisas se queda en la garma a las 8 de la mañana, y aunque somos 9, Josean se encuentra indispuesto y decide no entrar, aunque nos acompaña hasta la boca (9 de la mañana). Pelos, Ciano, y Marcos van por delante con intención de explorar la galería e intentar una escalada en su extremo. Un segundo grupo con el resto (Sergio, Israel, Luis, Alberto e Iván) vamos por detrás con la misión de llegar hasta la cabecera del P100 (-400) donde se dejó material la última vez. Con estas premisas y ya en el segundo meandro (13:00) sumandose Marcos al grupo de desinstalación, cada uno vamos cumpliendo el objetivo sin mayores contratiempos, volviendo sobre la 13:00 al punto donde nos separamos. Tras comer algo y justo cuando el grupo de desinstalación iba a comenzar a subir, aparecen Pelos y Ciano quienes han desistido en la escalada ya que se ve claramente que es una continuación sucesiva de chimeneas, sumando que el tránsito por la Galería del Arroz es bastante incomodo. Como ellos también han comido, arrancamos todos para el exterior, cargando todo el material que se encuentra en la base del P37 y desinstalando hasta la cabecera del P80 donde se queda material para una próxima entrada.

A las 18:00 ya estamos todos fuera de torca, esplendido día, y tras cambiarnos y recoger nos vamos a Bustablado a merendar y tomar algo finalizando así la jornada.

Calculamos que quedé trabajo para otras dos jornadas similares a esta, ya que en la cabecera del P80 hay material para 3 o 4.

Destacar y agradecer una vez más la colaboración de espeleólogos de otros grupos y comunidades, como en este caso nuestros vecinos del CCESy Ábrigu y amigos (en algún caso de hace más tiempo del que recordábamos) de la Comunidad Valenciana.

FOTOS DE LA ACTIVIDAD

 
<< Inicio < Prev 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Próximo > Fin >>

Página 1 de 12
Redes Sociales

google-plus-button Facebook tasmiera Facebook Bucebron YouTube-Logo instagram PNG12

Facebook Trasmiera
TRASMERANOS
mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy705
mod_vvisit_counterAyer2846
mod_vvisit_counterEsta Semana8513
mod_vvisit_counterSemana pasada18439
mod_vvisit_counterEste mes49294
mod_vvisit_counterMes pasado99556
mod_vvisit_counterTodo1277527

No 41
Su IP: 3.227.233.55
,
Hoy: 19 Sep, 2019
Facebook Bucebrón