Triple Circuito

COMUNICADO TRIPLE CIRCUITO BUCIERO 2020

Al principio lo veíamos muy lejano y teníamos la esperanza que para entonces ya estuviera todo solucionado. La realidad es que no, que la pandemia por el Covid-19 con el consiguiente confinamiento, desescalada y la nueva normalidad nos pone en una situación más que delicada. Cierto es que nuestra prueba, en lo que a la competición se refiere, podríamos adaptarla a las normativas sanitarias establecidas, pero por otra parte siempre hemos querido anteponer una jornada de convivencia entre los socios, amigos y amantes de la naturaleza que nos acompañan, y la parte competitiva era casi una escusa.

La nueva normalidad nos obliga a tomar muchas medidas y prescindir de varios de los apartados que rodean nuestro queridísimo Triple Circuito, tal como la comida posterior entre participantes y organización y la propia jornada que es un día festivo para la propia asociación donde participan y colaboran la gran mayoría de nuestros socios y amigos. A su vez, aunque la prueba es “individual” nos preocupan sobre manera el transito en varios puntos del recorrido, como ejemplo las escaleras del Faro del Caballo, donde el distanciamiento será imposible; o el formato de andarines que inauguramos el año pasado y que dada la buena participación nos obligaría a tomar medidas que desvirtuarían por completo el evento. Hay que sumar también a los condicionantes deportivos, los sanitarios y administrativos, pues son diversas (y en ocasiones complicadas) las normas a cumplir, los protocolos existentes y la “inevitable incertidumbre” sobre nuevos cambios que se pueda producir. Todas estas razones, pero ante todo poniendo por delante el sentido común y la responsabilidad, siendo conscientes que no pasa nada si no se realiza puesto que tenemos la clara intención de volver cuando se pueda, desde la organización hemos tomado la decisión de suspender el Triple Circuito al Monte Buciero 2020.

Pedimos disculpas a todos los que esperabais ese último domingo de agosto en el Monte Buciero (seguramente no más que nosotros), y esperamos que este descanso “obligado” nos sirva para coger más impulso y volver con más fuerza y ganas. Así que no dejéis de entrenar y disfrutar de la montaña, pero eso sí, con todas las medidas de seguridad posible y con la máxima responsabilidad. Nos vemos pronto.