• Jose Miguel González (Josemi)
  • Luis Ángel González (Pixi)
  • Rebeca Serrano

La idea principal es revisar las torcas que vimos en la anterior salida.

A las 10:00 terminamos de desayunar en Arredondo y nos dirigimos a la pista de los Machucos, nuestra intención es aparcar en el parking de Tonio que se utiliza para hacer la travesía, y subir buscando a la vez que nos acercamos a las torcas que vimos en la anterior salida.

OLC   190: De camino paramos a revisar varias, esta es una de ellas, estaba marcada  OLC 190, nos pusimos los arneses y comenzamos  con la re exploración de la sima .Un pozo de 5 m da  acceso a un pequeño meandro que continua durante 10 m y da a una pequeña sala completamente colmatada de lodo, con las mismas recogimos y proseguimos el camino.

Cuando llegamos a las torcas, porque son varias que están todas muy cerca, separadas por puentes de roca enormes (de esto nos dimos cuenta al bajarlas, que se juntan en la base.

La primera que revisamos es un agujero de 40 m. sin salida, recogemos y a la siguiente. Comenzamos a instalar y en tres fraccionamientos tocamos en suelo, en su base vemos restos de antiguas exploraciones ,una montaña de piedras para asomarse a una ventana, no entraron a la ventana por que precisaba de hacer una escalada, era sencilla con dos multimontis lo conseguimos y nos colamos en la ventana, aquí se nota corriente de aire, esta ventana da acceso a una sala en la que hay que hacer más escaladas a ventanas y una desobstrucción, esta consiste en quitar una única piedra (necesario fuerte desobstrucción) que obstruye el paso a un pozo de unos 30-40 m. Salimos desinstalando y vamos a la siguiente torca.

La entrada a la siguiente torca es muy bonita, una secesión de 5 pozos de 5 metros cada uno nos depositan en la base de la otra torca que acabamos de mirar, aquí vemos viejos spits, revisamos una posible ventana haciendo un pasamanos, no había nada, comenzamos a desmontar todo.

Son las 18:00 y comenzamos el retorno al coche, de la que volvemos encontramos una boca, aparentemente sin marcar, de la que sale una corriente muy notable de aire cálido, la sensación de calor, es provocada por que fuera estábamos a 6 grados centígrados. Esta sensación me recordó a alguna vez que hice la travesía de Tonio-Cayuela en invierno y al comenzar la torca salía aire caliente, bajamos el primer resalte al hombre y da acceso a una sala de 6m cuadrados con varias zonas colapsadas y un pozo del que sale el aire. Se veía un pozo de unos 5 m. y había una pequeña estrechez por la que se pasa bien.