• Jose Miguel González (Josemi)
  • Víctor Pérez
  • Marcos Valle
  • Iván Expósito

GBT-624 Torca de los Humos

Como es habitual, quedamos a las 09:30 para desayunar en Arredondo. Nos liamos un poco hablando y entramos a la cueva sobre las 11:30.

Nos dividimos en dos equipos: Iván y Marcos (se encargan de hacer la topografía), Víctor y Josemi (van a revisar incógnitas pendientes en la torca).

La primera incógnita la encontramos cerca de la boca en el Pozo del Péndulo, una ventana muy cercana al fraccionamiento que está debajo del desviador.

Montamos un pequeño pasamanos que nos lleva 4 anclajes colarnos en la ventana, esta da acceso a un pozo paralelo. Instalamos la cabecera y comenzamos el descenso, en unos 16 metros tocamos el suelo, al mirar al techo vemos varias chimeneas que se juntan y forman una pequeña sala caótica llena de bloques y piedras, revisamos entre los bloques y nos llevan hacia arriba hasta que se cierra el paso por completo. También encontramos en un costado de la base del pozo, una continuación que precisa realizar una pequeña desobstrucción y esta conecta encima del Paso de los Enamorados (hablamos con Iván y Marcos que estaban al otro lado, ya que van haciendo topo en sentido de descenso). Revisado todo subimos y desmontamos (no se topografía).

A las 15:00 llegamos al meandro Cantabrodesmus y tomamos un descanso para llenar el estómago. Cuando estamos con el estómago lleno organizamos el equipo que vamos a necesitar y revisamos el meandro paralelo al del Cantabrodesmus, (los dos meandros forman una “Y”, uniéndose donde hacemos la escalada. Esta escalada es muy cómoda debido a lo estrecho del meandro que te ayuda a empotrarte e ir ganando altura poco a poco. Con 5 anclajes llegamos a suelo firme, avanzamos unos metros (no muchos) y llegamos a otra escalada en una estrechez. Con solo dos multimontis conseguimos forzar la estrechez y proseguimos ascendiendo por suelo de colada. Remontamos dos trepadas y llegamos a una chimenea ascendente de unos 20 metros de altura, el meandro continua por arriba y en una pared del meandro parece que hay una ventana que se accedería con una escalada de 8 metros (no me gustó mucho, pero hay que revisarlo) (no se hace topo). Como ya se está haciendo tarde salimos recuperando la cuerda y quedan los anclajes en la escalada para revisar otro día la ventana.

Subimos a por material que habíamos dejado en el zulo para bajarlo a punta y en el momento que estábamos comenzando el descenso, escuchamos al equipo de topografía que ya parece que han finalizado y está subiendo hacia la calle, les esperamos en el meandro Cantabrodesmus. Aquí intercambiamos unas palabras de que tal se dio la jornada y seguimos todos con el ascenso hacia la calle.

A las 18:30 estamos todos en el exterior, el día ha cambiado, está lloviendo y hace mucho viento de gallego que nos hiela los huesos.

El equipo de topo realizó la poligonal principal hasta punta, y sus datos la colocan en -206mts.