• Jose Miguel González (Josemi)
  • Luis Ángel González (Pixi)
  • Roberto García

GBT-624 Torca de los Humos

Llegamos a las 09:30 al parking de Tonio, la temperatura ronda los 14 grados y amenaza ponerse a llover, nos cambiamos rápido y emprendemos la aproximación hacia la boca, muy animados pues llevamos varios meses confinados sin poder hacer nuestro deporte.

Cerca de las 11:00 llegamos a la boca de entrada, que agradable es volver a oler a cueva. Comenzamos el descenso, a los pocos rápeles Roberto decide salirse al exterior y me pasa el material que tenía en su saca.

Comenzamos a reforzar alguna instalación con multis de 8 mm, el primer pozo que reforzamos es la cabecera del Péndulo. Poco a poco vamos descendiendo y paramos en el zulo a coger una cuerda de 100 metros y conectores. El siguiente pozo que reforzamos es Las Caracolas, aquí metemos otro multi de 8 mm. en cabecera.

Llegamos al Pozo de la Cuarentena donde decidimos reforzar la cabecera con otro multi de 8 mm. En la base de este rápel hay unas piedras grandes que amenazan con caerse y colapsar el siguiente pozo, así que decidimos echar un rato montando un polipasto para colocar las piedras.

En la cabecera del próximo rápel hay una piedra que hemos atado con parabol y cuerda de 10 mm por si se mueve, así que en próximas entradas hay que limpiar esta zona y tirar esa piedra.

Por fin llegamos al Pozo del Estado de Alarma (meses pensando en que nos espera ahí abajo… tal vez sean galerías, una sala??)

El primer fraccionamiento le reforzamos con un multi de 8 mm y mientras que vamos descendiendo de vez en cuando intercalamos multis de diferentes diámetros de 6 y de 8 mm.

El pozo por el que accedemos se junta a otra chimenea mayor y esta tiene varias ventanas y pozos paralelos que tendremos que revisar. Cuando llegamos a la base de este pozo, está muy regado, no hay un sitio donde no te mojes, aquí se juntan los goteos que venimos siguiendo toda la torca más los goteos de este pozo.

El eco extraño que escuchábamos la anterior entrada, es provocado por un pequeño reguero de agua continuo que cae en una poza.

En un lateral del pozo Estado de Alarma comienza otro pozo de unos 10 m. que instalamos y bajamos. En un lateral comienza un meandro de medio metro a uno de ancho, en cuya base transita un poco más volumen de caudal. Avanzamos unos metros por encima del lecho, opositando por las paredes, ya que por donde circula el agua es más estrecho y vemos frenado nuestro avance por una pequeña estrechez que necesita de trabajos forzados.

Este día solo notamos una brisa ligera en el paso de Koli y el Coronavirus. A las 17:30 comenzamos el ascenso hacia la salida y a las 20:00 ya estamos cambiados y montados en el coche.