Diario de Exploración
GBT-531 (Sima del Corzo) 12.2.22
 
Participantes:
  • Pixi
  • Marcos
  • Josito
  • Vero
  • Peseta
 
     Quedamos temprano en la garma para poder aprovechar bien la jornada. Una vez dados los saludos pertinentes, preparamos equipo, subimos a la torca y a las 9:30... para dentro!!
   Decidimos bajar hasta la zona de la galería de la electricidad para continuar unos trabajos de desobstrucción que habían quedado pendientes la vez anterior.
    Este paso todavía sin topografiar de galería y pozo lo bautizamos como MarcÓmicron. En este punto, nos dividimos en 2 equipos, mientras Josito, Pixi y Peseta iban de avanzadilla, Marcos y Vero les seguían de cerca topografiando.
    Continuamos hasta el punto de desobstrucción y tras un arduo esfuerzo conseguimos traspasar al pozo de la Arenuska, que en su mitad mas o menos se encontró una sala circular con muchas formaciones. Instalada esta parte, bajamos hasta alcanzar La balconera del Chipirón. De ahí, surgieron dos ventanas unidas por una pequeña galería, las cuales acceden a un pozo colapsado de bloques de unos 25 metros. Tras un pasamos en la ventana mas grande, se instaló una cabecera para acceder a su base. Se inspeccionaron un par de gateras que por su estrechez se abandonaron, así como una escalada a una ventana en la que se apreciaba una pequeña galería sin continuación. El pasamanos se dejó instalado para mirar otra ventana que quedó pendiente y en la balconera del Chipirón se dejaron 4 chapas, 3 mosquetones sin seguro y un multi. En el camino de vuelta, se contempló la posibilidad de aplanar y hacer taludes, con piedras y arena fina y seca, que por suerte hay mucha, para construir un vivac en la sala Gaudí, con capacidad para 10-12 personas.
     Ya terminada la jornada comenzamos con la dura subida de regreso. Sin prisa, pero sin pausa y algún que otro atasco (puto corzo! no regala nada…), conseguimos estar todos fuera a las 20:00.